Light Of A New Dawn

Epilogue - 03. A Humble Queen

Una sombra oscura se cierne sobre Kratas. El Behemoth therano, que aunque se sabía que estaba en camino, ha llegado de manera tan repentina que causa pánico entre los habitantes de la ciudad. Incluso Sorantis Lowtone, quien ha manejado la ciudad con un temple de acero, se siente sorprendido por esta llegada, por lo que convoca una reunión para decidir las acciones inmediatas que se deben tomar.

En la reunión se discuten los planes sobre cómo detener esta gran amenaza sobre Barsaive. Se decide que se permitirá que Thera tome control de Kratas sin oposición, de manera que se pueda recoger secretamente inteligencia que sirva para guiar las acciones de quien desee oponerse a la amenaza Therana, y se harán esfuerzos para unir los pueblos de Barsaive para este propósito. Angus Doombringer, el enviado de Throal, comunica que el Rey Varulus apoya esta coalición. Ragnok Stormhowl viajará a los Twilight peaks para intentar unir a las tribus contra los theranos, y Angus lo acompañará para mostrar el apoyo de Throal. T’skatha Dragonclaw viajará hacia el norte, para buscar el apoyo del Blood Wood, y de paso intentar evitar el ataque de Twiceborn. Sorantis se quedará en Kratas, por alguna misteriosa razón que sólo conocen Dharl y él.

>>Obliv: Aquí estábamos muy muy lentos y no nos decidíamos por nada, hasta le toco a Obliv poner las cosas en orden

>>Obliv: La reunión de arriba fue solo entre los del grupo y Angus, luego Sorantis presento la idea a los gremios pero apareció Lag y los hizo dudar , argumentando que para Sorantis era muy fácil entregar la ciudad porque el pertenecía al bosque del norte y podría regresar a allí siempre, mientras que las demás personas no tenían a donde ir…. Al final Sorantis logro hacer que mas o menos confiaran en el

Angus vuelve a su cuarto a prepararse para el viaje, cuando empieza a gritar desesperadamente. Desolado, le comunica a los personajes que el rey Varulus ha sido asesinado… Le dice a Derlick que se quede atrás, el viajará sólo hasta Throal.

>>Obliv: Angus le entrega una cadena de oro a Delrick, falta ver eso que puede hacer

Sorantis prepara un discurso, donde calma a los habitantes de Kratas y los prepara para los cambios venideros. Cuando está terminando, la multitud comienza a hacer un camino para alguien que llega… Khaypros, el supremo governador therano de Barsaive, con una centena de guardias armados con espadas largas y armaduras de Oricalco, seguido por dos barcos llenos de arqueros, quienes proceden a tomar control de la ciudad. La biblioteca de Kratas, aquel antiguo edificio que sobrevivió el Scourge, donde Auros Lightbringer se perdió hace meses, se cierra herméticamente, incluso opacando sus ventanas como si quisiera aislar sus contenidos totalmente del mundo exterior.

>>Obliv: Delrick casi que se hace matar por Kypros( Nico se la perdonó) antes de que le dieran la oportunidad de salvar su vida.

El supremo governador Khaypros, viendo el trabajo que adelanta el enano Derlick, le dice que si termina la forja para el día siguiente, le perdonará la vida. Derlick y Sorantis conocen entonces a un troll, capitán del Triumph, acompañado por un windling llamado Azim, que sirve como asesor de Khaypros.

Ragnok Stormhowl sale de la ciudad sigilosamente, y parte hacia su pueblo nativo en los Twilight Peaks con su tripulación. Allí es recibido con mucho entusiasmo, y procede hacia donde el anciano a contarle sobre la amenaza del pueblo Therano. Acompañado por él, hablan con el líder de la tribu, quien dice que es muy urgente convocar un concilio de las tribus. Al anochecer, se reúnen los líderes de las diferentes tribus… Entusiasmados por las noticias, deciden prestar su apoyo para el asalto de las caravanas theranas de suministros. De manera más ambiciosa aún, uno de los líderes propone asaltar Skypoint… con sus fuerzas en Kratas, una escaramuza sorpresa en Skypoint tomaría a los theranos por sorpresa. Convienen que harán reconocimiento para preparar el ataque, mientras que Ragnok debe volver a Kratas para seguir comunicando información.

>>Obliv: Hay que resaltar que el líder de los “inserte aquí la tribu tesa” es el mas elocuente y formal y el que mas apoyo brinda

T’skatha parte hacia el Blood Wood en un pequeño barco mercante que pone el gremio de comerciantes a su disposición. Se da cuenta que está siendo seguido, por lo que para en un pequeño pueblo que queda en el camino… ante esto, el barco therano que los seguía se devuelve. Continuando con su viaje, llega eventualmente al Blood Wood. A la entrada, se encuentra con Gold Ivy, quien lo guía hacia el palacio de la reina Alachia. Ella le da audiencia, donde discuten los planes de unir los pueblos de Barsaive… dice que apoyará la coalición, aunque por fuera del Blood Wood no son fuertes, debido a su vínculo ancestral con el Bosque. La reina sugiere que si guían al Behemoth al Blood Wood, este se podrá derrotar con el apoyo de los demás ejércitos. Aparte de esto, le dice a T’skatha que cada vez está mas cerca de ser un dragón, y que nunca pierda su humildad. Despues de esto, le da un beso.

>>Obliv: Tskata le entrega una carta de Sorantis y ella se extraña como si nunca hubiera recibido una antes, la reina también escribe una carta con su propia sangre como respuesta. Luego del Beso la reina invita a Tskata a bañarse en los lagos que hay en el bosque, lo cual le sienta muy bien a la lagartijita y hasta lo hace crecer un poco

A la salida del Blood Wood, T’skatha espera la llegada de Twiceborn. Cuando llega, le explica que el tesoro que busca, la Flor Eterna, no se encuentra en el Bosque, sino que ha sido robado por Fafedriel. Twiceborn se sorprende, ya que Fafedriel le dijo que la flor estaba en el Bosque, y su magia para detectar la verdad la había hecho creer que Fafedriel no mentía. T’skatha le explica que el es un poderoso ilusionista, pero aún así Twiceborn quiere oirlo de la misma reina Alachia. T’skatha espera hasta la mañana, donde le pide el favor a la reina Alachia de que le diga… Ella parece sorprendida, ya que piensa que el ejército de muertos de Twiceborn no tiene mucho valor, pero accede. Alachia sale del bosque, donde con unas pocas frases y su gran presencia, deja a Twiceborn sin palabras, reducida a un humillado ser en el suelo. Convencido de que Twiceborn ya no tiene razón para atacar el Blood Wood, T’skatha emprende su regreso.

>>Obliv: La reina Twiceborn también pide que Gold Ivy le responda a la pregunta de si los blood elf tienen la flor eterna, de alguna manera Twiceborn es capaz de ver al elfo entre los arboles

En Kratas, mientras tanto, Sorantis intenta mezclarse con los oficiales Theranos, intentando aprender cualquier cosa que pueda ser útil para la resistencia. Generalmente no es bien recibido, incluso recibiendo de algunos de ellos un trato de esclavo, a lo que Sorantis humildemente se somete. Media docena de oficiales le dice a Sorantis que les abra la biblioteca… el les comunica que no puede hacerlo, pero la biblioteca misma les abre sus puertas. Ellos entran, pero quedan atrapados dentro cuando las puertas se cierran, y por los sonidos que emiten parece que sufren una dolorosa muerte adentro.

>>Obliv: Sorantis se juega mucho su pellejo ofreciendo recompensas en los bajos mundos por información de los theranos, y mas de uno le recomienda no volver pues su cabeza tiene precio.

Un oficial va a reportar lo que ocurrido, y otro es convencido por Sorantis de que disfrute de una comida hecha por el posadero. Lo convence de que la comida hecha por medios no mágicos es mejor que la que le prepara el esclavo que tienen alimentándolos, por lo que lo golpea. Sorantis decide ayudar al esclavo, lo que causa un combate donde participan Obliv, Sorantis y Derlick. Un tiempo despues, el oficial muere y es lanzado sin mayor ceremonia a la forja en la que Derlick trabajaba desde su llegada. Más tarde, Khaypros le pregunta a Sorantis si sabe sobre las desapariciones de los oficiales, a lo que responde que no sabe.

El Gran Dragón Icewing sobrevuela Kratas mientras que en la ciudad se adentra una de sus creaciones, un Drake en forma de Elfo, que se dirige a Sorantis. Le comunica que es hora de pagar el favor que le debe al Gran Dragón, y que para hacerlo debe averiguar dónde se encuentra la primera hija del Icewing, que tiene la apariencia de una pequeña niña, de nombre Ardalea, y al parecer está en poder del Imperio Therano. De no hacerlo, ellos podrían descubrir la magia con la que estas creaciones son hechas, y de esta forma armarse de un ejército de poderosas criaturas.

>>Obliv: Icewing crea una comunicación telepática con Sorantis, también es importante el comentario que hace, “que escogerías entre tu aprendiz y tu hija?”, lo cual nos deja deducir las razones por las cuales Icewing vendió la roca madre"

Una comisión de eruditos llega a Kratas para estudiar la biblioteca, dirigidos por el Windling Azim. Sorantis cree que el windling sabe donde se encuentra Ardalea, por lo que se dirige hacia el grupo. Los hechiceros theranos están ocupados escribiendo runas alrededor de la biblioteca, y Azim no le presta demasiada atención al elfo, diciéndole únicamente que Khaypros sabe que le ha mentido. Pareciera que la magia que obran los theranos funciona, ya que la biblioteca abre sus puertas. Una figura conocida sale del templo… es el Gran Maestro Khalin, al parecer cargando entre sus brazos a Aurus Lightbringer! Algo molesto con la presencia Therana, Khalin empieza a borrar con su pie las runas que pusieron los theranos, lo que causa que Azim comience a tejer un hechizo contra Khalin, a lo que este está dispuesto a responder. Sorantis utiliza un poderoso talento para detener al windling, ordenándole que se quede quieto. Khalin sigue su camino, y Sorantis, una vez más haciendo uso de sus talentos, obliga a los hechiceros que entren a la biblioteca. Ellos sufren el mismo destino de los guardias que habían entrado anteriormente. Furioso, Azim convierte a Sorantis en piedra, y levitándolo, se prepara a irse con él. Obliv destruye el hechizo que petrificaba a Sorantis, y antes de que Azim pueda responder, es destruido por la magia del gran maestro Khalin.

>>Obliv: Mi hermanito Khalin se abstiene 3 veces de acabar con los theranos, pero Sorantis al final no le deja otra opción.

>>Obliv: Son mas o menos importantes las ultimas palabras que le dice Khalin a Sorantis, “Hermano he venido a liberarte”

Muchas preguntas quedan abiertas para los héroes. Cómo pueden convencer a los Theranos de que dirijan su Behemoth hacia el Blood Wood? Cómo podrán saber ahora dónde se encuentra Ardalea? Quién fue el asesino de Varulus? Será posible mantener la paz en Kratas despues de la destrucción de estos poderosos magos Theranos? Tomará represalias Khaypros por la muerte de sus oficiales? Qué efectos tendrá el ataque de los trolls a Sky Point?

View
Epilogue - 02. The Truth

- “Señor, me presento ante usted con humilde respeto”
- “Qué quieres?”
- “Es para informarle los últimos avances en nuestra investigación”
- “Habla… rápido… eres lento hasta para mi paciencia”
- “Señor, aún no tenemos rastro de ella. La roca madre ha sido liberada. El Behemoth se adentra en terreno de Barsaive. Posible dirección Urupua… o Kratas”
- “No me digas lo que yo ya se… no llenes mis oídos con tus pensamientos incompetentes… se me está acabando la paciencia contigo. Porqué, en el nombre de todas las pasiones, no has podido averiguar nada sobre ella?”
- “Señor, los Obsidimen están retomando su espacio en la roca, muchos Theranos están muriendo. No he podido entrar ahí. Usted sabe que existen protecciones que nosotros no podemos traspasar”
- “Y te queda muy difícil meterte en la mente de un insignificante ser y, simplemente, llevarlo con el pensamiento para que haga lo que tu no puedes”?
- “Señor… lo hice, pero usted sabe quien me detectó apenas entramos en el territorio, descubriendo mis intenciones… y de paso las suyas. Señor, le ha enviado un mensaje…”
- “Repítelo! no me hagas esperar”
- “El mensaje dice así, de forma textual: Mantente lejos de este lugar! Ya te has atrevido a demasiado. Sabes que no soy un ser vengativo, pero esta será la primera y única advertencia que te haga, a ti y a tu hermano… manténganse fuera de este lugar. Como protector y guardián de la roca, los exilié en el pasado de acá y eso no ha cambiado. Reclamo un poco de respeto y gratitud por su maestro, porque así como los hice quienes son hoy, también puedo quitárselos a voluntad. No se que es lo que están buscando, pero con toda seguridad yo no lo tengo. Puede que sus nuevos amigos Theranos, tengan la respuesta a su búsqueda…”

Un silencio llena el lugar. El viento frío de las altas montañas entra por los pasillos de este gran palacio de cristal, recordando a todos quienes allí habitan, que viven gracias a la protección de su creador… quien ahora, por primera vez en muchos años, se encuentra con una mirada perdida, reflexionando sobre un mensaje que acaba de recibir. Una mirada inquisidora sobre ese pequeño ser, creado a su imagen, pero de poder infinitamente menor, anuncia una nueva comunicación.

- “Entonces, ve y sigue buscándola… y no vuelvas a aparecer por acá sin una respuesta. Es posible que sea hora de cobrar un favor… dirígete hacia Kratas. Si logras llegar allí a salvo, te informaré a quienes debes contactar.”
- “Si señor, esta vez no lo defraudaré”

Y mientras todo esto ocurría en una alta montaña, una sombra eclipsaba el cielo de Kratas, los habitantes corrían por las calles, como ratas escapando del fuego y las lágrimas se desvanecían del rostro de un espinoso elfo, una espada aún guardada en su funda era empuñada por un pequeño T’skrang, un hombre de piedra compartía un recuerdo con sus hermanos de como esa gran roca flotante había aterrizado con su creadora… y una sabia y pausada voz decía, en un lugar no muy lejano, en otro plano…

“Aurus Lightbringer, por fin te he encontrado… abre tus ojos y mira a tu maestro, es hora de regresar al plano de donde venimos… rápido! Hazlo!!! Se están acercando!!! Aurus Lightbringer!!! Reacciona!!! No podré detenerlos por mucho más tiempo!!!”

View
Chapter 3 - 05. Garlhom, Son of the Great Hunter

Mientras el pequeño drakkar se alejaba con Alastor Eagle-eye inconsciente bajo los ojos de su padre y en manos de la guardia therana, Samurd y Ragnok no dejaban de pensar que el elfo había sido tomado en custodia en una forma tan honorable que les era imposible intervenir, no solo porque el combate le costaría la vida al joven troll sino porque había sido en franca lid. La distancia de su padre parecía alejar el llanto de Sorantis Lowtone a quien ayudaron a incorporarse; en ese momento el troll se disculpó por las veces que lo había menospreciado, pero que ahora se daba cuenta de cuanto honor había dentro de él.

De entre la multitud que se había agolpado para ver el combate entre Sorantis y su padre, surgió una voz conocida, o mejor un hedor conocido, Crarites llamaba a viva voz a Samurd para preguntarle por Obliv, solo que en esta ocasión el corrupto troll parecía estar en mejor estado físico e incluso declaró que no se escondería más en el bastón ni la ilusión de fragilidad; siguió llamando a Samurd quien se había interpuesto separando a Crarites de Ragnok y Sorantis. Samurd les informó que alejaría a Crarites y que no debían intervenir.

Temiendo una confrontación en la que pudieran morir inocentes Sorantis trataba de convencer a la multitud de alejarse, pero algunos le increparon que no obedecerían a alguien que estallaba en llanto ante la más mínima ofensa; Ragnok intervino usando un poco de su poder de convencimiento y viva voz para hacer que los más reticentes ingresaran a las murallas, con unas gotas más de orina en sus ropajes. Crarites continuó llamando a Samurd hasta que éste último lo hizo acercarse y abrazándolo lo convenció de marcharse hacía el bosque, por el camino que lleva a Throal.

Allí quedaron a solas el trobadour y el sky-raider, para observar como a lo lejos uno de los galeones theranos estallaba en llamas, una pequeña figura de la cual surgia fuego estaba diezmando a la flota y derribando uno a uno los galeones, esa figura indistinguible se separó en muchas otras que continuaron su incesante ataque hasta que el último de la pequeña flota therana se precipitó a tierra. Ragnok lamentó la distancia puesto que no alcanzaría a llegar a tiempo para disfrutar algo de la acción.

Overseer: Otras ideas sueltas e incompletas que iré redactando:

  • Fafedriel confunde a Alaria, Caimbeul y Obliv.
  • Combaten con Fafedriel mientras T’Skatha a solas combate con un horror.
  • Logran vencer a Fafedriel para darse cuenta que el verdadero huyó y solo dejo copias.
  • T’Skatha es regresado de la muerte por el guardián del templo para continuar combatiendo al horror.
  • Al momento del horror vencer a T’Skatha los demás llegan y tratan de vencer al horror.
  • Obliv les otorga la ventaja al inmovilizar al horror dos veces.
  • Alaria y Caimbeul resucitan a T’Skatha para que éste logre destruir al horror.
  • Khalon está arrepentido por la masacre que causó, Sorantis es simpatetico, Ragnok no se conmueve por la muerte de cientos de theranos.
  • Pareciera como si Khalon estuviese halando el cuerpo de Dharl desde la misma tierra.
  • En el templo ven a alguien que está solo en el plano astral y cargando la lámpara, el guardián destruye al intruso y la lámpara vuelve al plano físico.
  • Un elfo corrupto logra entrar a Kratas y con su disciplina de trobadour controla a Sorantis y doblega a Ragnok.
  • Sorantis lo lleva hasta el centro de la ciudad donde llaman a Vistrosh, pero la guardia reacciona en forma agresiva, el elfo los controla y envía lejos.
  • Ragnok aprovecha la distracción del elfo para noquearlo pero es atacado por la guardia quienes logran herirlo, Sorantis logra alejar a la guardia para que olviden el asunto y mas bien defiendan la ciudad.
  • El elfo llevaba el “breath of Noble”.
  • Sorantis libera al elfo y Ragnok antes de caer victima del elfo lo parte en dos. Sorantis se libera de la influencia del corrupto.

Overseer: Sí faltan muchas más pero ya es hora de marcharme.

View
Chapter 3 - 04. First Blood
View
Chapter 3 - 03. Three of a Kind

Mientras varios eventos con un barco therano sucedían en las afueras de Kratas…

Ragnok se encontraba jovialmente trabajando en la reconstrucción de varias casas, aprovechando al mismo tiempo su destreza para trabajar madera, su fuerza para sostener las vigas y su conocimiento de estructuras para garantizar casas duraderas. En ese momento Garthlik pasó junto a él escoltado por un contingente de soldados, lo cual no era para él extraño en una ciudad del tamaño de Kratas; minutos más tarde un mago pasó tratando de mantener el ritmo de carrera de un troll y en la misma dirección que había tomado el líder de la ciudad, eso ciertamente ameritaba una inspección, más aún teniendo en cuenta que sus compañeros de viaje estaban en esa misma dirección.

Después de un rato de caminata Ragnok observó al mago mirando tímidamente hacía fuera de las murallas mientras permanecía escondido a la sombra de las mismas, al salir el troll de las murallas su jovialidad fue incinerada por el odio; un barco therano estaba posado a las afueras de la ciudad. Su ira no podía descargarse en los tripulantes puesto que ya eran prisioneros pero uno de ellos estaba rodeado por el grupo de héroes y los maestros, ése elfo habría de ser el primer paso en la venganza del troll, así que se acercó mostrando sus intenciones y gruñendo su ira, causando un pequeño susto a Aurus y Obliv que estaban dándole la espalda, pero el pequeño Samurd lo hizo callar. Parece que otra vez el grupo de héroes arrebató al troll la opción de cualquier retribución, puesto que el therano ya se había rendido.

Alastor Eagleeye por primera vez contemplaba a Ragnok Stormhowl pero el odio en los ojos del troll no le permitió sostenerle la mirada, eso mientras Sorantis le insistía en que le entregara más información respecto a la reacción de los theranos frente a la captura del barco, siempre respaldado por los coros de “mentira, mentira” del maestro Samurd cuando el arquero trataba de esconder algún dato o distorsionar su relato. Finalmente Alastor asumió frente al capitán las consecuencias de que revelara la información a los throalitas, ante eso el hombre informó que cualquier acción de Thera dependería estrictamente de la conveniencia política.

Overseer: Aquí pasó algo con Krislla pero no recuerdo el contexto por el cual Ragnok la felicitó por no matar a sangre fría a alguien indefenso.

Samurd por su parte deseaba aún más sangre que Ragnok y quería ejecutar a los theranos, ante lo cual hasta el mismo troll defendió a los prisioneros señalando que no sería honorable atacarlos una vez se habían rendido, Aurus silenciosamente convocó la ayuda de su maestro Khalin quien apareció acompañado del belicoso Khalon, todos temían que habría un derramamiento de sangre, pero Khalon llegó en animo concertador y abogó también por los prisioneros, siendo finalmente T’Skata quien logró enfriar los ánimos de venganza de su maestro.

Los dos grandes maestros obsidiman le informaron a Alastor que llevarían a los prisioneros al bosque del norte, donde un destino peor que la muerte les esperaría, pero a él, antes hijo de Throal y cercano a Khalin le permitían decidir si continuaría aliado a Thera. La debacle dentro de Alastor fue sosegada gracias a que Samurd le dijo que las pasiones le enviaban a decir que era libre de decidir.

El arquero decidió que no deseaba ser más hijo de Thera, ante lo cual Khalin le dijo que ya estaba hecho, acto seguido los dos obsidiman rodearon con sus brazos al capitán y demás miembros de la tripulación para llevárselos a través de un vórtice hasta el bosque del norte.

Atrás quedaron acompañados por Samurd, Caimbeul y Alaria los heroes, custodiando a los cuatro individuos tocados por el horror, junto a un barco therano posado fuera de las murallas de Kratas.

Sorantis habló con los prisioneros pero ninguno de ellos le contó su propósito en la ciudad ni a quien servían, fue ahí que Samurd empezó a hablarle a uno de ellos en un lenguaje extraño, todos trataban de no escucharlo desesperaron, hasta el punto de incluso desmayarse. Después de eso lograron saber que el más racional entre ellos estaba obligado en Kratas porque temía por la seguridad de su familia, que había quedado en Urupa a merced del horror que lo había tocado en una de las minas.

Una fervorosa discusión inició entre los héroes para determinar un curso de acción, lo que en última instancia llevo a que se dividieran varios grupos: A diferencia de Sorantis, nadie deseaba ir a Urupa y dejar atras Kratas con su problema, Aurus y Obliv regresarían a la ciudad a buscar a los que han sido tocados, mientras Ragnok y Krislla alejarían al barco de la ciudad, sin contar con otras opciones dejando a los cuatro corruptos dentro de la bóveda del barco.

Overseer: Aquí fueron las discusiones bizantinas así que falta información sobre quién y qué se hizo.

Samurd se arrodilló y empezó a orar con la cabeza agachada en dirección al norte, después de un lapso de ello le informó a T’Skata que debía descansar y cayó en un profundo sueño.

En ese momento un troll borracho salió de la ciudad y Sorantis se acercó a él, pero en vez de lograr que el troll regresara, éste lo cargó en hombros y empezó a internarse en el bosque con el trobador a cuestas. Caimbeul, Alaria, Aurus y Obliv lo siguieron, así que Ragnok y Krislla quedaron solos con la responsabilidad del barco y los prisioneros, felizmente la destreza del Sky Raider le permitió suplir los remeros faltantes y con la t’skrang al timón siguieron a la singular procesión.

Lejos de Kratas el troll dejó en el suelo a Sorantis y se transformó en Vistrosh, allí todos se detuvieron mientras los elfos hablaban entre si….

Overseer: Mi autohipnosis para ignorar a David se activó y no recuerdo tampoco ésta conversación, así que alguien agréguela.

Mientras se encontraban allí Alastor logró ver a lo lejos tres figuras que se acercaban volando, la distancia no les permitió distinguir si eran barcos, dragones o cualquier otra cosa, pero lo que si era definitivo es que eran de gran tamaño; cuando se preparaban para lo peor las tres figuras descendieron lejos de ellos en medio del bosque. Siendo el arquero aún el más ágil entre ellos, se dirigió a gran velocidad para saber contra qué se estaban enfrentando, después de un largo recorrido desde la copa de un árbol escuchó tres individuos moviéndose y silbando en medio del bosque, descendió para observarlos mejor pero reveló su posición ante lo cual decidió prudentemente alejarse.

Bajo el barco y a las afueras del bosque se encontraron con un viajero que se dirigía hacía Kratas, silbando y caminando, con una túnica que cubría su cuerpo y muchos anillos adornando una de sus orejas, en una actitud muy jovial y conversacional les informó que no temía viajar de noche, pero que lo peligroso era quedarse quieto en mitad del bosque. Para perturbación de todos los héroes la escena se repitió dos veces más y el último de ellos respondía a las preguntas antes de que se le formularan.

Aún más perturbador fue el hecho de que las agudas percepciones de Obliv y Aurus no lograran captarlos en el astral, pero los maestros sí lo lograron diciendo que los tres compartían un mismo patrón y tenían la misma marca del horror en su cabeza, pero separada entre los tres y con menor fuerza en cada uno que sobre los demás tocados por ese horror.

En ese momento Khalin se comunicó con Aurus y le solicitó les dijera a Alaria y Caimbeul que eran requeridos en el bosque del norte, antes de marcharse la gran maestra emitió una opinión respecto a los tres individuos idénticos, quizás podrían convertirse en aliados de conveniencia puesto que no estaban tan corruptos como los demás que habían visto antes; acorde a la voluntad del obsidiman los dos elfos se marcharon.

Después de marcharse los elfos recordaron que los prisioneros estaban solos y al verificar su estado se dieron cuenta que los cuatro se habían arrancado de un mordisco la yugular, ahora el barco therano era un monumento a la corrupción, pero aún así lo ocultaron en el bosque. Aurus y Obliv adoptando la forma de un cuervo se marcharon volando hacia Kratas mientras los demás quedaban atrás, Sorantis curando sus heridas y siendo vigilado por Vistrosh y Alastor, T’Skata cuidando a Samurd, mientras Krislla y Ragnok entraban en comunión con sus disciplinas.

Overseer: De ahí siguieron los eventos con Samurd y en la ciudad que le quedan de tarea a Jose, Juan Esteban y Pablo.

View
Chapter 3 - 02. Frozen Coffin

Icewing le pide al grupo de aventureros que se cuiden mientras el y su hermano tratan de salvar a Khalon. Khalin decide ir donde su maestro, que ya quedó claro es el hermano de icewing, para ver si puede ayudarlos con algo.

Quedan el resto ahí y Alaria se da cuenta que en una de las matrices de Obliv está un horror guardado, al parecer, del grimorio que recogió en la fortaleza donde murió Leviathor. Deciden dirigirse hacía un claro con el fin del liberar el horror y enfrentarlo, pero cuando van hacia allá por el camino que lleva a Kratas, se encuentran con Crarites quien también baja por ese camino.

Crarites saluda a Obliv y no determina al resto, va, lo abraza y se van caminando juntos adelante del grupo. Detrás Alaria y Caimbeul están a punto de un colapso nervioso y simplemente caminan detrás tomando un poco de vino para pasar el susto, Caimbeul tiembla y Alaria le aprieta el brazo fuerte.

Minutos antes de llegar a Kratas, Crarites se queda relegado porque al parecer, caminar hacia Minbruje (la pasión dibujada en las estrellas) lo debilita. Obliv decide quedarse con él y así también lo hace Samurd Chiquito; Crarites antes ya había saludado a Samurd y parece existir un mutuo respeto entre ellos. Mientras los otros se adelantan Samurd dedcide quedarse para acompañar a Obliv.

Al anochecer, cuando ya están llegando a Kratas ven un resplandor en la ciudad, que está en llamas por el ataque del dragón desde por la mañana; ayudan un poco a apagarla pero los esfuerzos son inútiles. Aurus se comunica con Khalin y se entera que Icewing se dirige hacia donde su hermano y en su vuelo sobre Kratas y apagará el fuego…

Esa noche, cae una delicada capa de nieve sobre Kratas, entonces Obliv empieza a botar un vaho frio por la boca, pero sólo cuando respira… y mientras tanto una delicada capa de hielo empieza a formarse sobre Crarites, él la rompe y vuelve a formarse, cada vez más fuerte hasta que al final, Crarites queda metido dentro de una especie de ataúd de hielo.

Cuando Crarites se está congelando, le echa la culpa a Samurd, pero una vez pasa el dragón por los aires (va hacia el sur), el troll empieza a descongelarse. Cuando se levanta, Samurd lo arrastra hasta un fuego que han armado para que se recupere. Una vez Crarites recupera el conocimiento, culpa a Obliv de haberlo congelado y mira hacia el sur (hacia Raggok) en las estrellas y dice… “¿Por qué me abandonaste?”

Crarites decide caminar hacia el sur… como hacia Raggok… y se despide de Obliv y de Samurd…

Mientras tanto, el sol empieza a aparecer y Sorantis es expulsado de la ciudad por el mismísimo Garthlik, esto debido a que el orco le preguntó si estaba con Vistrosh o con él y Sorantis dijo que con ninguno, entonces Garthlik no confiando en esa posición del elfo, decide expulsarlo con patada en el trasero en la puerta de Kratas.

Ahí mismo están terminando de llegar Samurd, Obliv, Krishla y Tskatha que fueron a buscarlos.

En ese momento, le preguntan a Samurd por el horror que tiene Obliv en una de sus matrices, ante lo cual Samurd “abre” una puerta como con las que se transportan en el pecho de Obliv. Mete la mitad de su cuerpo y finalmente retorna con una urna de cristal, alegando que es una de las matrices de Obliv; dentro de la urna está el brillo del astral, y una sombra negra que aparece de vez en cuando.

Samurd dice que hay que destruir la matriz pero que lo que está adentro es un gran horror pero que el ya no puede combatir más y deberían esperar a Khalon.

En ese momento, ahí en la puerta de kratas entre el tumulto, sorantis percibe algo y se voltea logrando sentir como unas personas de las decenas que están pasando están corruptas, en efecto, Alaria, Caimbeul y Aurus lo validan cuando en el astral les ven una marca extraña; en la parte de atrás de sus cabezas, se encuentra un rostro neutro y plano.

Obliv pide a los guardias que los detengan y así lo hacen llamando apoyo, Sorantis pide la presencia de Garthlik y empieza a interrogar a uno de los detenidos, aprovechando su talento de Engaging Banter, su interlocutor para dejar de escucharlo clava sus propios dedos en sus oídos… diciendo “no crean que pueden detener lo que ya ha empezado y es inevitable”.

En esos momentos la atención de todos se encontraba puesta en las personas retenidas… mientras una voz profunda dice “MUERE VISTROSH” y una espada sale por la parte frontal del vientre de Sorantis.

View
Chapter 3 - 01. Kratas
View
Twist of Fate - 07. Dust To Dust

Era un amanecer como pocos. En Heaven hace mucho tiempo no llovía, y el frio durante la noche le había quitado el sueño a muchos de sus habitantes. Una extraña visita había llegado en la mitad de la noche lluviosa a Heaven. Caimbeul, un misterioso elfo que tenía como principal tarea, encontrar a Sorantis Lowtone.

Es difícil que la gente de Barsaive confíe en un ser que llega en la mitad de una noche lluviosa, solo y sin escolta alguna a uno de los lugares más peligrosos de la región, pero allí estaba, bajo el umbral de la puerta de “The Restless Troll” dispuesto a llevar a cabo lo que, al parecer, alguien superior a él le había asignado.

Después de ganarse el respeto de toda la taverna con sólo su presencia, Caimbeul se pierde en la mitad de la noche, bajo la lluvia y de la misma forma como llegó: sólo y sin escolta.

No muy lejos de ahí, Sorantis Lowtone se encontraba cara a cara con un viejo amigo, llamado Sogora. Sogora lo había protegido durante el camino de regreso a Heaven, desde el palacio de Twiceborn. Sorantis, se había aventurado sólo a las profundidades de la tierra, no sólo porque tenía el propósito de retornar con la flor eterna, sino porque estaba convencido que no debía arriesgar la vida de sus amigos. A veces, la estupidez de alguno, puede salvar las vidas de muchos. Entre sus manos llevaba el botín producto de la pantomima creada para engañar a la reina de los muertos.

View
Twist of Fate - 06. Stranger In The Night

Khalin: Como insistes en aprender el manejo de la espada, ya no hay nada mas que yo pueda ensenarte. Samurd lo hara.

Caimbeul: Pero Gran Maestro, usted sabe que el Gran Maestro Samurd se ha perdido en la selva, y es muy poco probable que lo volvamos a ver.

Khalin: Eso dice siempre, Caimbeul, y siempre se las ingenia para retornar.

Caimbeul: Lo buscare entonces…

Khalin: No me hagas arrepentirme de todo lo que te he enseñado, cómo vas a exponerte a entrar en esa jungla solo? Además, tu sabes que entre nosotros podemos encontrarnos fácilmente. La luz que nos guía nos mantiene unidos.

Caimbeul: Entonces lo esperaré a su lado como me lo indica Gran Maestro.

Las estaciones pasaron, y no se receibían noticias del Gran Maestro Samurd. Con el tiempo, Caimbeul mejoró mucho en sus artes, y hasta el mismo Gran Maestro Khalin reconocía que tenía un gran aprendiz. En sus sueños, lo veía con su rostro pintado, en un mundo que no podia entender, pero aún así, lo consideraba su mejor aprendiz y le enseñaba todo lo que sabía. Al fin y al cabo, el mundo parecía transcurrir en la normalidad.

Después de mucho tiempo, Khalin y Caimbeul decidieron realizar un retiro espiritual. Un retiro a un lugar tan pacífico y tan tranquilo, que durante las profundas meditaciones podia sentirse a la misma tierra respirar. Ambos estaban esperando a Samurd.

Por esos días, nacía una hermosa niña llamada Alaria. Sus ojos azules eran tan hermosos como el mismo cielo, y su piel blanca y su pelo negro oscuro parecían como un juego de luces entre el día y la noche. Las leyendas hablaban que ella sería la guía intelectual de todo el pueblo elfico, y hasta el gran Maestro Khalon así lo presentía.

Con permiso de su madre, Khalon se lleva a Alaria desde muy joven para que pase por el más riguroso entrenamiento, dejando un vacío en el corazón del pueblo élfico, que empezó a profetizar su pronto retorno.

Las edades pasaron, y mientras los elfos se separan en dos grandes facciones y no se reconocen mutuamente como hermanos, el Gran Maestro Samurd regresa de su aventura. Un poco más jóven de lo que estaba cuando partió, con su gran espada colgando de su cinto, muchas cicatrices nuevas y, como siempre, con una gran sonrisa en su rostro. Khalin y Caimbeul regresan de su meditación, y después de verificar la tenacidad del corazón del elfo, Samurd decide entrenarlo. Al fin y al cabo, había otro gran vínculo entre ellos que les permitió, esta vez, viajar a un lugar tan salvaje, que cuentan las leyendas que los insectos eran del tamaño de bestias de la tundra. Allí Caimbeul se hizo el más tenaz espadachín que Barsaive y el mundo civilizado hubira visto superado, sólamente, por su Maestro.

Caimbeul: Gran Maestro, ha llegado la hora de partir. Hay un camino que debo recorrer sin su compañía.

Samurd: Siempre estaré ahí Caimbeul, y tu lo sabes.

Caimbeul: Eso lo se gran Maestro. Pero cuénteme, que será de usted y los otros dos grandes Maestros?

Samurd: Como ya lo habrás podido sentir, se aproximan los horrores. Nuestros Maestros nos han encomendado acompañar a los dos reinos más fuertes en Barasive durante el gran azote, y hemos decidido que Khalin y yo partiremos hacia Throal, en companía de alguien que ha alcanzado un nivel similar al tuyo al lado de Khalon. El se encargará del Wyrm Wood, pero para ti, tenemos una misión especial. Debes encontrarte con Ehran en Séréatha, el te estará esperando.

Caimbeul: Quien es él, gran Maestro? Es alguien en quien puedo confiar?

Samurd: Es alguien en quien, por el momento, DEBES confiar. Emprende tu viaje pronto, y quiero que sepas lo mucho que progresaste a mi lado. Espero que sobrevivamos al siguiente gran azote, y después nos encontremos de nuevo.

Caimbeul: Pero Gran Maestro, usted estará bien?

Samurd: Si Caimbeul, estaré bien. Un poco aburrido, pero estaré bien.

Caimbeul: Ha sido un gran honor para mi aprender de usted señor. Seguiré sus instrucciones, y por favor, envíele mis mas profundos deseos de bienestar a los otros dos Grandes Maestros. Es hora de regresar al plano de la realidad.

Y así fue como se despidieron por última vez un Gran Maestro y su mayor aprendiz, y los siglos siguieron pasando, y los pueblos se ocultaron bajo las montañas, y la tristeza llenó los corazones de todos los seres en Barsaive y el resto del mundo.

Y los horrores caminaron por todos los planos conocidos buscando alimentarse de sufrimiento…

Muchos siglos despues, durante una noche lluviosa, un misterioso elfo entraba a una posada en Haven, a las afueras de Parlainth. Aquel caballero, de movimientos agiles como un felino, de amabilidad impecable como la utilizada en las altas cortes, y de presencia imponente que lograba ganarse el silencio de todos a su alrededor, pidió respetuosamente un vaso con agua tibia. Su empresa parecia ser, encontrar a Sorantis Lowtone… pero de Sorantis no se sabía mucho…

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.