Light Of A New Dawn

Trial of Despair - 04. Of Thorns and Elves

Obliv retorna a la vida a Turán, sin medir las consecuencias de sus acciones. Lo ponen a salvo en la casa en el bosque dentro de la gran runa y un espíritu es invocado para proteger al círculo de huesos que se ha formado al rededor. Tienen que retornar pronto, Sarina no parece estar bien, y la Gran Maestra Alaria se encuentra sola.

Regresan al pueblo sobre el camino, para darse cuenta que un gran Galeón Therano ha aterrizado allí. Llegan justo a tiempo para ver su partida, y notar que sus arqueros son bastante precisos.

Todo el pueblo está devastado, con cadáveres en las calles, ventanas y las casas.

Allí Sorantis Lowtone se encuentra con pintorezco Orco que llama a su jefe Argamón, un humano comerciante de esclavos al servicio del imperio Therano. Argamón llama a sus sirvientes, una bandada de Orcos fuertemente armados que superan no solo en cantidad, sino en mal olor a todo el grupo de aventureros (que aún NO tienen nombre). Argamón pide a sus sirvientes que realicen una requisa sobre los adeptos, pero en el momento en que T’skatha se niega a dejarse requisar mostrando que lo único que tiene es una espada, Argamón decide que quiere tenerla para sí. “Quítenle la espada”, ordena al humano, pero en ese momento una poderosa voz sale desde una de las casas del otro lado de la calle

[Alaria] Esa espada no te pertenece malnacido

Inmediatamente los orcos se ubican estratégicamente para rodear a Alaria, y Argamón llama a su súbdito Fergis, y le ordena que mate a la hermosa elfa que ahora, se encuentra desafiante contra todo un batallón del imperio therano.

Una breve confusión ocurre, y después de las palabras de Sorantis, Fergis duda de sus acciones, pero una fuerte cachetada de parte de Argamón lo hace entrar en razón y decide leer un pergamino. Su cuerpo se enciende como una antorcha bañada en aceite, y de sus manos se desprende una columna de fuego tan caliente como el sol, que corta en dos los cuerpos de todo lo que se encuentra en su camino, para dirigirse hasta donde Alaria. Ella, defendiéndose con sus manos que empiezan a iluminarse al igual que sus ojos y su boca, trata de detenerla, pero un grito desgarrador de dolor empieza una parodia de batalla, en donde Leviathor se da cuenta que su poderosa hacha no sólo no puede tocar a Fergis, aún ardiendo en llamas, sino que además queda atrapada allí mismo. Aurus nota la ausencia de energía en sus spell matrix, y Sorantis ve como su espada se derrite como cera al tocar el cuerpo de Fergis.

Finalmente, Obliv Soulkeeper, termina todo esto con una sóla palabra : “Muérete!”

Todos los enemigos caen muertos, incluyendo al llameante Fergis y Obliv, cuyos ojos se tornaron azules brillantes durante un momento, pierde el conocimiento y cae al sucio y frio suelo del camino.

Los ojos de todos aquellos muertos después de aquella palabra, se tornan negros y un líquido oscuro como la noche sale por sus bocas.

Para Alaria pareciera ser muy tarde, su cuerpo semidesnudo se encuentra completamente quemado. T’skatha lo cubre con una manta, mientras que Sorantis se dirige a uno de los camiones para encontrarse con su madre, “la señora” que se llevaron.

Algunos sobrevivientes del pueblo ayudan a construir una gran pira para quemar los restos de los habitantes, y otra para los asesinos Theranos.

Parten hacia el norte en la noche, esperando encontrar a Takaris, en el bosque del norte. Alaria se encuentra delirante, y confunde a Obliv varias veces con Khalon. Sarina, por el contrario, se encuentra muy preocupada por la integridad de Alaria, y les pide a todos que se apuren. Como un último esfuerzo, Alaria se despierta después de los cuidados especiales que Aurus le ha dado, y le enseña a obliva a realizar un nuevo sortilegio, que de una u otra forma, pudiera acelerar su llegada al bosque del norte.

En los linderos del bosque, una vez se están aproximando, son interrogados por un puesto de vigilancia desde el bosque, con tan buena suerte que uno de los elfos miembros de la avanzada, conocía el nombre de Alaria, y acceden a llamar a Takaris.

El olor a sangre hace vomitar a Sarina, y Aurus se da cuenta que todo el bosque es un gran pantano de sangre… sangre derramada por los elfos que allí caminan y caminaron en el pasado… y sangre que seguramente nunca se irá porque siempre habrá un elfo que camine entre esos árboles, derramando un poco de su vida para proteger el antiguo bosque.

Takaris se presenta, y por primera vez conocen a un Blood Elf. Su belleza es unicamente opacada por el dolor que reflejan sus ojos. Cientos de espinas nacen de su cuerpo, causando heridas permanentes que nunca sanan, y siempre desangran a estos hermosos seres para proteger al bosque. El reconoce a su maestra, Alaria, y decide ingresarlos al gran bosque hasta sus aposentos. Allí, toma la decisión que la única forma de salvarla es realizando el Rito de las espinas sobre ella, al parecer con la ayuda de alguien en el segundo piso de su mansión.

Sarina quiere hablar con la misma Reina Alachia, y Takaris decide ir a preparar una audiencia con Su Majestad. Al cabo de un rato, ellos son ivitados a ir al palacio de la reina en donde se les agradece por haber salvado la vida de dos personas (sus hijas?) tan importantes para la misma reina del bosque. Le pide a Sorantis que se despida de su madre como es, porque la próxima vez que la vuelva a ver, si la vuelve a ver, será diferente. Después de una inoportuna pregunta de T’skatha, son enviados de vuelta a la casa de Takaris, para darse cuenta que Alaria sobrevivió al ritual.

En el segundo piso de aquella casa de madera, se vuelven a escuchar los pasos fuertes y firmes de alguien, que abre la puerta y baja levitando por las escaleras para llegar hasta donde los adeptos.

“Obliv” – dice la voz profunda como la misma tierra, mientras se descubre su cabeza revelando a un Obsidiman tan oscuro como la noche, y con unas vetas azules más brillantes que el mismo gran rio, y unos ojos de zafiro…

“Khalon, hermano” – dice el joven hombre de piedra después de unos minutos en que todo se quedara en silencio, para que los hombres de piedra que no temen el paso del tiempo, se miraran y se volvieran a encontrar.

“Ven y dame un abrazo” – vuelve a decir el antiguo hombre de piedra, que pareciera haber existido desde antes que el mismo bosque naciera de la tierra.

“Maestro” – dice la antigua y hermosa elfa, dentro de su sufrimiento, mientras abre los ojos y mira al Gran Khalon

View
Trial of Despair - 03. Even More Powerful Than Horrors

Los pocos pájaros que aún habitaban aquel corrupto y podrido bosque, volaron hacia el cielo. La soledad, de nuevo, era la única compañía, porque al parecer, ya no había vida en aquel hombre.

Después de caer sobre sus rodillas, y anunciar que la señora había sido llevada, su cuerpo se desplomó sobre su rostro, dejando ver una flecha que entraba a su cuerpo por la base de su cuello. Una gran marca de sangre marcaba toda su espalda, se había desangrado mientras corría. Es como si la fuerza de Floranus hubiera impulsado a ese hombre a dar una última carrera sin importar su propia vida. Turán era su nombre, y al parecer, era un hombre tan honorable como se mostró desde el principio.

Un silencio sepulcral llena aquel claro cubierto de cadáveres corruptos y de unos jóvenes y otros no tan jóvenes adeptos. La cara de aquel elfo, incluso más hermoso aún que la misma Alaria, se destroza por completo. Sorantis se acerca a Alaria y mientras pone sus manos sobre el brazo de ella, dice con una vos quebrada:

[Sorantis] Ya no puedo sentirla Gran Mestra. Ya no está cerca de nosotros. Por favor, ayúdeme a salvarla.

Una lágrima cristalina cae por el rostro de ambos, y por primera vez, a pesar de la tristeza que llena el corazón de todos, puede notarse el gran parecido de Sorantis con Sarina. La belleza de ambos es sublime. Aquella pareja de elfos que pareciera no ser tocada por el tiempo no sólo pertenecen a la misma familia, sino que pareciera que esa familia se diferencia del resto de los elfos que ustedes han visto.

[Alaria] Tranquilo Sorantis, investigaré que está pasando. La verdad, no me parece que tenga mucho sentido que alguien quiera llevarse a Sarina.

Depués de estas palabras, inmediatamente despúes, Alaria une sus delicadas manos, y una pequeña niebla empieza a salir de ellas. Antes de que cualquiera de los espectadores pudiera hacer algo diferente a observar, la oscura niebla había empezado a tomar una forma humanoide, y rápidamente se había dirigido hacia el bosque, en dirección al pueblo. Por algún motivo extraño, Alaria presiente que no deben acercarse ustedes primero y decidió enviar una avanzada. La hermosa elfa cierra sus ojos y un murmullo se escucha salir de sus labios. No puede escucharse muy bien lo que dice, pero su cara empieza a perturbarse cada vez más y más.

[Alaria] No puede ser! Mi avanzada ha sido disipada! Obliv, quedate acá y ustedes deben prometerme que lo van a cuidar!.

Dice la elfa mirándolos a todos

[Alaria] No puede pasarte nada Obliv, y quien sea que esté allá, pudo disipar al espíritu que invoqué. Es algo o alguien muy poderoso. Si no regreso, la prioridad es encontrar a Sarina, NO a mi… ENTENDIERON?.

La elfa se separa del grupo y mira fijamente a Obliv a los ojos:

[Alaria] Mi aprendiz, mi protegido… si muero en esta empresa, llévame al bosque del norte y entrégale mi cuerpo a la reina. Es muy importante que lo recuerdes.

Luego de una breve pausa, da media vuelta y camina hacia el bosque diciendo en voz alta.

[Alaria] No me sigan he dicho, protejan a Obliv y permitan que este hombre descanse en un lugar honorable.

Sus pasos se detienen cuando pasa al lado del cadáver de Turan.

[Alaria] No puede ser, esta flecha… esta flecha… yo la he visto antes. Pero que están haciendo tan cerca del bosque del norte?.

Sin mirarlos, empieza a correr hacia el pueblo con la gracia de un felino

[Obliv] Maestra!!! Maestra!!!! No se vaya sola!!!!.

A lo lejos se escucha con una voz imponente…

_[Alaria] No pudiste con una pequeña construcción de un horror Obliv, no vas a poder ahora enfrentarte al Imperio Therano!!!.

View
Trial of Despair - 02. Bartertown

Unos meses antes de abrir las puertas de Throal, el rey Varulus III convoca a todos los adeptos y guardias imperiales y reales para que abran las puertas y verifiquen que es seguro para las gentes de Throal salir a la luz del sol.

Sorantisanus parte con Alastor para tierras lejanas.

Pasan varios años en donde nuestros héroes ayudan a reconstruir Bartertown mientras aprenden de sus maestros.

Sarina y Alaria deciden ir al Bosque del Norte, a su hogar… y piden a Sorantis y a Obliv que las lleven.

Todos se embarcan en esta aventura hacia el bosque del norte, para acompañar a las nobles damas de retorno a su hogar.

Alaria, por salvar a Obliv, deja por un momento sola a Sarina… y luego llega el alcalde del pueblo que estban ayudando a morir con una flecha en su espalda trayendo el mensaje ”... se llevaron a la señora…”

View
Trial of Despair - 01. Pale Theives

Van hasta la fuente del rio, donde unos Troll han invocado un elemental de agua para desviar su curso, dejando sin fuente de alimento a todo un pueblo de pálidos, de donde la familia de T’skatha proviene.

View
Prologue - 07. The Old Furnace

Los grandes maestros persiguen a un horror dentro del Kaer. Madras es salvado y Obliv es purificado sólo hasta cierto punto.

Leviathor recibe un viejo regalo de su viejo maestro. La gran forja de Throal. Gromk “Spirit Forger”, es un viejo enano que heredó la forja de su padre quien la construyó en los primeros años del gran azote. La gran forja ha servido para construir todas las armas y armaduras de la guardia imperial y de la mismisima guardia real. El propio rey Varulus I la bendijo despues de su creación.

View
Prologue - 06. A New Legend is Renamed

Las luces de la noche otra vez a sus espaldas. Ante sus ojos, nueve puertas hacia lo mas profundo de una montaña, otra vez seran sepultados con vida. Un majestuoso hombre de piedra que pareciera solo una joven criatura para aquel Gran Dragon de la Montaña de Hielo acaba de cerrar, lo que para T’skata pareciera, la lápida en su catacumba. Los hermosos colores que con el tiempo habian aparecido en su escamosa piel, estaban de nuevo contenados a adaptarse al color de la muerte. Una lágrima se derrama, y su corazón se estremece.

Ese majestuoso hombre de piedra, al que el pequeño Maese Aurus llama maestro, ahora se encuentra muy perturbado…

[Gran Maestro Alarion T.R.C.S.K.B.O.T.E] Cómo es posible que hayas permitido la muerte de un inocente por temor a unas criaturas salvajes?

Dice el imponente hombre de piedra mientras voltea su cabeza hacia el diminuto Windling.

[Gran Maestro Alarion T.R.C.S.K.B.O.T.E] Acaso las interminables horas de estudio en El Corazón de Throal, asi como tambien las meditaciones durante varios dias no habian dejado lo suficientemente claro lo que tenias que hacer en ese momento? No vale la pena arriesgar la vida de uno para salvar la de un inocente? Me avergüenzo de tí, Aurus Lightbringer. La felicidad que había sentido en mi corazón de roca apenas te vi en la distancia, acaba de ser opacada por la trágica noticia. El Concilio Interno se pronunciará al respecto cuando volvamos a Throal… y ahí me estoy refiriendo a todos ustedes.

Dice estas palabras mientras su cabeza gira mirándolos a todos…

[Madras] Qué pasa, Maese Sorantis?

Dice en voz muy baja, casi al oido del frágil y hermoso elfo.

Sorantis toma el pequeño collar y lo mira. Esos dientes de “lobo” que anoche le eran enseñados con furia por esa gran manada, estan ahí incrustados en esa suave correa de cuero porque en algun momento, su dueño fue capaz de removerlos de la boca de una de esas feroces criaturas. Un pequeño niño, cuyos restos se encontraban completamente esparcidos sobre la tierra, había tenido el coraje de enfrentar a varios de estos animales con sus propias manos y había podido obtener su trofeo de caza… pero ustedes, adeptos en las artes mágicas, en un terreno elevado, y cargados con herramientas para combatirlos, sólo se habían ocultado bajo su tienda esperando a que aquel que estuviese en problemas, los resolviera por sus propios medios.

Ese collar, con mas de 10 dientes, mostraba que aquel joven cazador era tenaz y valiente, cualidades que al parecer, no se encuentran en ninguno de ustedes.

El jóven troll, señala por encima de las cabezas de todos, y apunta sus fuertes dedos hacia una de las nueve entradas, que pareciera que no ha sido visitada en mucho tiempo.

[Madras] El niño se ha ido! Miren, va por allá…

[niño] jijiji… jijiji

Sonrie el infante mientras se desvanece en la oscuridad.

El silencio macabro producido por esa inocente risa en la enorme bóveda, se interrumpe por un grito de desespero que sale de la boca del hombre de piedra:

[Gran Maestro Alarion T.R.C.S.K.B.O.T.E] Que he hecho!!!!??? Rápido, síganme!

El maestro empieza a moverse a la velocidad de un T’skrang buscando el río en dirección de la cueva donde el niño ha ingresado. A duras penas Alastor y T’skatha pueden seguir su paso, y pareciera como si, por primera vez, la urgencia fuera un sentimiento que un Obsidiman pudiera sentir. Se detiene justo en el umbral de piedra. Un umbral finamente tallado en la montaña por las manos expertas de los enanos. La montaña pareciera ser infinita, porque la oscuridad de este túnel es absoluta. Sus ojos rojos brillan como rubíes en la oscuridad… y luego de poner su mano en su frente durante unos segundos, se escucha una tenue frase salir de sus labios, pronunciada entre dientes como si estuviese hablando consigo mismo.

[Gran Maestro Alarion T.R.C.S.K.B.O.T.E] Te entiendo, y estoy completamente de acuerdo. Realmente lo siento. Es demasiado poderoso. Encuéntrame bajo la estrella de piedra.

Después de dar media vuelta y mirarlos a todos, les dice

[Gran Maestro Alarion T.R.C.S.K.B.O.T.E] Tienen que llegar a la ciudadela por otro camino, El camino que usamos para salir ya no es seguro para ustedes. Ese niño nos ha engañado a todos y está por encima de sus capacidades. Deben alejarse de nosotros, no podemos exponerlos. Sorantis Lowtone, guíalos por el túnel que usaste para salir, realmente es la única oportunidad que tienen. Aurus Lightbringer, sigues comandando al grupo. Cuida de Leviathor que está enfermo y ni Madras ni Obliv Soulkeeper podrán pasar la reja hasta que vayamos a recogerlos. Por ningún motivo hagan que el cofre de madera esté más allá del candado dorado.

Mientras extiende su mano, una gema roja se forma en ella. Se diría que es un rubí, pero un brillo sale desde su interior.

[Gran Maestro Alarion T.R.C.S.K.B.O.T.E] T’skata Dragonclaw, entrégale esta gema a tu maestro.

View
Prologue - 05. Back home

Luego de su entrevista con el Gran Dragón, son llevados muy cerca de la entrada de Throal. Encuentran, lo que piensan, es la pluma de quien escribió el diario que encontraron un tiempo atrás.

Siguen avanzando hacia Throal y en la noche encuentran a un viajero… un viajero conocido. Todos huyen pero Obliv Soulkeeper se sienta a conversar con Crarites por un largo rato.

Luego, cobardemente, dejan morir a un niño en las fauces de unos lobos hambrientos, salvando a otro niño que estaba en el lugar.

Después de un tiempo, llegan a la entrada de Throal, donde el Gran Maestro Alarion los recibe, para darse cuenta que ese niño que Sorantis lleva en brazos… se escabulle hacia lo más profundo de la montaña mientras una sonrisa inocente se pierde en la noche.

View
Prologue - 04. A Great Warrior Falls

Su hermoso y pálido rosotro se encontraba lleno de sangre. Sangre oscura como los intrincados túneles de Throal o como aquella noche en donde las estrellas no salieron… pero aún así, no era posible ocultar su majestuosa belleza. Era muy alta para ser una humana o una elfa, pero se movía con la gracia de un felino y actuaba con la sabiduría de un antiguo maestro. Su corazón y su mente estaban podridos, y aunque había vida en su espíritu, estaba llena de esa maldición que hizo a todos los pueblos, ocultarse bajo la tierra: su vínculo con los horrores era tan fuerte, que ya vivía sólo para servirlos.

Angus movía el cuerpo de la macabra doncella hacia un lado de aquella pequeña capilla bajo la montaña. Su cuerpo lleno de sangre, y ahora separado de su cabeza se interponía entre las dos alas de la delgada pero aún así, mística puerta que después de ser cerrada, dejo evidente la ausencia de una cerradura. Al fin y al cabo, es un templo a Upandal… para que quisieran mantener la gente adentro o impedir que lo visitaran?

[Angus] Alastor, mira, en su frente aún se puede ver la marca que dibujaste. Me pareció que en algún momento ya no estaba allí

Alastor Eagleeye se acercó para comprobar que el escudo de su noble familia se dibujaba perfectamente en la frente de la cabeza sin vida. Un escalofrío recorrió su cuerpo al pensar que, de una u otra forma, había vinculado lo más importante para él a los horrores.

[Angus] No te preocupes, ya está muerta. Sin embargo, su mirada me perturba.

Las puertas se abren abruptamente mientras todos miran los aquel misterioso cofre… y se escucha retumbar en la capilla:

[Troll] PERO … QUÉ ES LO QUE HAN HECHO???

Aquel pequeño e inocente troll irrumpe en el sagrado recinto de Upandal. Su mirada llena de temor de hace unos minutos, ahora se ha tornado en confusión y desespero.

[Troll] QUÉ LE HICIERON??? PORQUÉ TUVIERON QUE MATARLA? Y AHORA QUE HARÉ?

Con la velocidad no característica de uno de estos gigantes, se abre paso entre Alastor y Angus para llegar a donde la doncella. Toma la cabeza entre sus manos y trata de unirla al cuerpo… se da cuenta que no funcionará. La abraza y grita con despespero….

[Troll] ASESINOS!!! ASESINOS!!!

Para luego mirar con ira a Angus

[Troll] Sobre todo tú…. Enano malnacido!!!!

En ese momento, mientras el troll terminaba esas palabras, Angus cae sobre sus rodillas y empieza a toser muy fuerte, al mismo tiempo que sus entrañas empiezan a salir por su boca. Vuelve a toser y cada vez se le hace más difícil respirar. Levanta su cabeza para dar una última mirada a sus amigos, a sus compañeros de viaje.. mirada que los aterroriza porque sus ojos se tornan completamente negros.
Suelta su espada, se apoya en el suelo con ambas manos, para luego caer en posición fetal abrazando su vientre del dolor…

El aire de esta caverna ya no es suficiente para su cuerpo… que luego de unas cortas convulsiones, se queda completamente quieto. En sus ojos se ve una muerte extraña, una muerte negra… una muerte corrupta. Al parecer, la doncella se llevo a uno de sus amigos cuando su cabeza fue separada de su cuerpo… al fin y al cabo, quien quiere viajar sólo a rendirle cuentas a su señor oscuro después de un fracaso?

Una breve pausa congela el tiempo por unos instantes que parecen infinitos… y luego se escucha mientras los ojos de ira se enfocan en Alastor

[Troll] Y tu también, elfo corrupto, TU TAMBIEN DEBES MORIR!!!!!!!!!

Cogimos el cofre que contenia unas piedras y un libro de encantamientos.

Cuando nos dimos cuenta la elfa se estaba moviendo y salimos carriendo por donde habiamos entrado.

La elfa nos siguio hasta la entrada, profiriendo maldiciones.

Salimos de la caverna y cerramos nuevamente el kaern con un gran disco de piedra, la mujer aun adentro seguia gritando.

Empezo a hacer un frio invernal, y mcuhos cadaver men empezaron a levantarse del suelo y a acercarse hacia nosotros.
El frio que teniamos era sobrenatural, y empezamos a congelarnos lentamente hasta quedar cubiertos de hielo y el mundo se apago.

Nos despertamos vestidos de tunica blanca, custodiados por unos seres muy altos que nos llevaron ante icewing, le contamos todo lo que nos habia pasado y le dimos el regalo que llevabamos.Se asusto cuando mencionamos a crarites, y nos dio un mensaje para trhoal.

View
Prologue - 03. Fresh Water On My Face

Continuando con su camino hacia la montaña del gran dragón, se encuentran con unos T’skrang cerca al gran rio. T’skata, aún no llamado Dragon Claw, conoce por primera vez a otros de su misma raza pero que no carecen del brillo de color en su piel. Después de unas negociaciones, los ayudan a cruzar y empiezan el gran ascenso hacia la montaña.

Se refugian en una gran cueva, porque el clima ya empieza a golpearlos fuertemente. Un jóven troll, con su mente perturbada por un horror, les permite refugiarse de una horda de Cadaver Men tras una gran roca, y antes de poderse dar cuenta, están atrapados dentro de un olvidado Kaer, en donde una misteriosa y cadavérica dama hace parte de sus habitantes.

Dentro del Kaer los aventureros buscan sobrevivientes…al no encontrarlos se dirigen hacia el mercado donde buscan provisiones , mientras tanto Obliv hace un spell para darse cuenta que estaban rodeados por 6 Cadaver Men, todos luchan fuertemente contra los oponentes, que no parecen morir nunca,hasta que logran vencerlos pero lastimosamente Leviathor a caido gravemente herido.

Luego de la contienda se dan cuenta que el troll ha desaparecido!. Obliv usa otra vez Detect Undead para asegurarse que no hay mas no-muertos cerca mientras que Aurus usa su vision astral para buscar al troll, aunque no logra encontrarlo ve una estela de energia astral que se dirige hacia unas escaleras, inmediatamente Aurus se dirige hacia alla para no perderla de vista, los otros sin saber que pasaba lo siguen rapidamente.La estela llega hasta un pequeño derrumbe que impedi el paso a otra bobeda del kaer y solo hay un pequeño agujero por el que cabria un Windling o un elfo arrastrandose.Aurus y Alastor se adelantan mientras que los otros se quedan atras para abrir un hueco para que puedan pasar Leviathor y Obliv. Luego de cruzar vuelven a sellar la entrada.

Este lugar es una cueva con 2 caminos que dan a quien sabe que otro lugar, en medio de esos 2 tuneles hay una puerta cerrada con runas sobre ella.Aurus intenta nuevamente de usar su vision astral(la super tirada) y ve que detras de la puerta se encuentras alguien, pero esta persona tiene un aura mas palida de lo normal, y la figura se empieza a acercar a la puerta.

Cuando sale de esta habitacion se dan cuenta que es una mujer muy alta, de casi 2 metros de altura, con un cabello y unos ojos negros como la noche, pero en contraste su piel es muy palida, casi blanca…y se queda parada en silencio. Alastor tensa el arco y utiliza su Mystic Aim y ante los ojos de todos un escudo se forma en la frente de esta mujer…(NO ME ACUERDO QUIEN EMPIEZA LA CONVERSACION)...

-(ALGUIEN)”Que tienes contra nosostros?” -“Tengo TODO contra ustedes”

Allí, el gran Angus Doombringer III cae envenenado por la sangre oscura y putrefacta de tan abominable creación.

View
Prologue - 02. Unexpected Traveler

[Angus] Déjalo ir Alastor, parece que está enfermo y no queremos contagiarnos de algo que nos impida cumplir la misión del rey. Debemos apurarnos. No es un buen punto para acampar acá. Ya hemos comido y nos espera un largo camino por delante. Si lo que dice Aurus es cierto, deberíamos guardar la piel de este animal para protegernos del frío en la montaña. Además, deberíamos cazar otro de ellos para tener provisiones, no sabemos si más adelante podamos encontrar más….

Un viento frío baja de las montañas, recordándoles que aunque el Kaer es oscuro y el aire se estanca en cada callejón de Throal, les brinda una seguridad frente a una naturaleza desconocida para ustedes. En este momento se dan cuenta que esta noche deberán hacer algo para protegerse del clima…

Ustedes arrancan a caminar, y el viento cada vez sopla más fuerte. La soledad absoluta se siente en este valle, donde sólo el viento sopla cada vez con más fuerza y parece ser la única compañía. Los vientos helados de la montaña secan sus labios y queman su cara. Deben empezar a caminar con los ojos entreabiertos para evitar que el polvo del camino entre en ellos…

A lo lejos, Alastor Eagleeye divisa algo que se mueve empujado por el viento hacia ustedes. Es algo pequeño, está como a unos doscientos metros… parece un libro. Se mueve más rápido de lo que ustedes pueden hacerlo, y al al cabo de poco tiempo… llega a sus pies. Es un libro de cuero, con bordes enchapados en oro. No tiene muchas páginas y pareciera lo que en las historias épicas que ha leido Sorantis, llaman un diario de viajero. El delgado y frágil elfo lo toma en sus delicadas manos, y se da cuenta que la mayoría está vacío… excepto por unas pocas páginas al principio. Con su melodiosa y acogedora voz, lee muy despacio a todos lo que, escrito en lenguaje enano, se encuentra en el pequeño libro. No suena como sus historias inspiradoras, ni mucho menos como sus canciones alegres… por el contrario, parece un epílogo escrito por alguien que camina a su propia ejecución… ahora no sólo sus cuerpos sienten el frío de la montaña, sino que la soledad se apodera de sus corazones… y hasta el sabio hombre de piedra, quiere regresar….

Día1: La puerta se cerró. Caminaron por el túnel pero, por supuesto, estuve siempre adelante de ellos. El gran poder de Angus acabó sin problemas con sus primeras dificultades, y mientras tanto el resto, lucho como un dragón defendiendo su tesoro para salvar a Leviathor. No se si fue una buena idea incluirlo en la avanzada. Pareciera que no puede hacer mucho además de consumir los costosos regalos del concilio..

Algo bien inesperado ocurrió en las puertas de Throal. Alastor se encontró con un ser a quien llamó hermano. Tenía entendido que él se había perdido para siempre en los laberitntos de la gran ciudadela, pero al aprecer logró sobrevivir. Yo mismo lo hubiera matado, pero el brillo de sus ojos me hizo dudar de las leyendas que he escuchado, sin embargo seguiré observándolo porque no me parece posible que alguien hubiera podido sobrevivir durante más de un año por fuera de las protecciones místicas y no estar tocado por los demonios que habitan nuestra montaña. Con él estaban otros dos seres, confieso que pensé que usted era único en su raza y sus hermanos no habían sobrevivido al gran azote. Es un poco indescifrable la sensación que me produce, porque al igual que usted, el peso de las edades cae sobre sus hombros, y para mi es difícil entender sus pensamientos. Al parecer, algunos pálidos han sobrevivido. Pondré especial atención en este que los acompaña. No confío en el..

El líder decidió que los acompañaran y sinceramente no se porque lo hizo. Esto complica enormemente mi tarea, puesto que el hombre de piedra podría saber de mí. Además, esto es una avanzada y alguien que tiene todas las eras para llegar a su destino, no tiene afán de hacerlo en unos pocos días. Esta tarea puede demorarse mucho más. Recuerdo cuando visité la gran grieta, y hasta para mi fue difícil. No me explico como un hombre de piedra podría cruzarla..

Aurus pudo abrir la puerta, realmente no estaba seguro si podría hacerlo. Se ve tan frágil que parece que fuera a romperse con el sol. A propósito, estar acá afuera es la sensación mas indescriptible que alguien de mi raza podría sentir otra vez. Cómo es posible que esto esté pasándome a mí? La verdad es, mi señor, que me encuentro en deuda con usted por permitirlo. No veo la hora de llegar otra vez al bosque..

Dia 2: Hicieron guardia, pero no encendieron un fuego. Ellos no saben mucho del mundo acá afuera. Tuve que protegerlos toda la noche de la naturaleza. Realmente los ronquidos de los enanos son épicos. Afortunadamente ya amaneció..

Cruzar por el desfiladero no presentó ninguna dificultad para ellos, yo preferí vigilarlos desde la cima. Siempre tuve la sensación que la boca de la montaña se cerraría devorándolos para siempre, pero estaba dormida, como usted lo sabía..

Han establecido un hogar, y están preparando un carnero que acaban de cazar. Ya se dieron cuenta que las raciones no les van a durar todo el camino con los nuevos compañeros..

No puede ser! Crarites está acá! Mi señor, creo que me ha visto porque viene hacia mí….

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.